ACTUALIDAD

ECUADOR, HÁBITAT DE LA MITAD DE ESPECIES DEL COLIBRÍ

Ecuador siendo uno de los países más pequeños en América del Sur, sin embargo, es uno de los más biodiversos, donde alberga casi la mitad de las 300 especies a nivel mundial de colibríes o picaflor que, pese a su reducido tamaño, son gigantes en la cadena de la vida por su función de polinizadores.

Según científicos, la cantidad de luz en sus bosques tropicales crea cadenas alimenticias atrayentes para este tipo de ave.

«(El país tiene) la cordillera de los Andes atravesada, lo que hace que las poblaciones de colibríes de la Amazonía se separen de las del Chocó (litoral ecuatoriano). La falta de contacto entre ellos, les obliga de alguna manera a que reproduzcan nuevas especies», sentencia la experta.

La especie Oreotrochilus cyanolaemus o “estrella de garganta azul” fue la última en ser descubierta en 2017 en una zona montañosa del sur del país conocida como Cerro de Arcos, entre las provincias de El Oro y Loja, fronterizas con Perú. La misma que está en peligro de extinción por lo reducido que es su hábitat.

Se calcula que hay entre 250 y 700 individuos de esta especie que se caracteriza por sus brillantes colores y una garganta azul.

En Ecuador, además de la «estrella de garganta azul», hay otras dos especies endémicas: el Zamarrito Pechinegro y el Zamarrito Gorjiturquesa.

Con apenas un 0,2 por ciento de la superficie terrestre y una biodiversidad de las más altas del mundo, Ecuador es hogar de 1.650 especies de aves, pero el colibrí es el más icónico de todos ellos por su «vivacidad y alegría por vivir», y porque, a juicio de este último experto, encarna «la posibilidad de vuelo absoluto», es decir pararse en el aire y hasta volar hacia atrás.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES

Close Bitnami banner
Bitnami